Retexturizar el firme reduce casi un 90% los accidentes

12, marzo | Sin comentarios
Retexturizar el firme reduce casi un 90% los accidentes

  • En 12 tramos en los que un año antes se habían producido 241 accidentes de tráfico, se pasa a solo 29, un año después

Una idea sencilla como la técnica de retexturización o rayado del firme, que se ha aplicado a lo largo de 20 kilómetros en diversos 'puntos negros' de la red viaria vizcaína, se ha revelado como una de las más eficaces a la hora de reducir los accidentes de tráfico. Según datos facilitados por la Diputación de Vizcaya, las intervenciones realizadas en este último año han logrado reducir en casi un 90% la proporción de accidentes en esos puntos. En algunos casos, incluso, prácticamente han desaparecido. 

Incidencia en la accidentalidad 

En siete tramos de la A-8 que, un año antes, habían registrado un total de 137 accidentes de tráfico, se pasó a 17 un año después. En dos tramos de la BI-604 se pasó de 32 a 4 accidentes tras la actuación sobre el rayado del firme. En otros dos tramos de la BI-631, de 41 a solo 1 accidente de tráfico. Y en un tramo de la BI-637, de 31 accidentes a 7. En total 12 tramos en los que se produjeron 241 siniestros viales y, un año despúes de aplicar las medidas de retexturización, solo han registrado 29 accidentes de tráfico.

Técnica utilizada

Durante los años 2016 y 2017, se han realizado labores de retexturización superficial mediante técnicas de microfresado e hidrodesbaste. Las capas de rodadura, como consecuencia del tráfico, ven disminuidas sus características superficiales, especialmente aquellas que tienen una relación directa con la adherencia del neumático al pavimento (macrotextura superficial y resistencia al deslizamiento), y por tanto, con la seguridad de los usuarios.

Esta medida tiene muchas ventajas: un coste reducido -4 veces inferior- frente a la extensión de una nueva capa de rodadura (puesto que permite la regeneración solo de la capa superficial). Su ejecución se realiza de forma más rápida con lo que ocasiona menos molestias al usuario. Tiene, además, mayores ventajas medioambientales por la reducción de residuos generados y el no uso de nuevas materias primas y energía.

  • Microfresado: Se trata de una técnica de escarificado fino del pavimento. El objetivo del microfresado es producir una nueva textura de la superficie. Una fresadora equipada con un tambor de microfresado realiza un fresado en el pavimento con una distancia media entre surcos de 8 mm y una profundidad máxima de corte de 4 mm, produciendo una nueva textura transitable en una sola pasada.

  • Hidrodesbaste: El Hidrodesbaste emplea un equipo de ultra-alta presión (hasta 3.000 bares) instalado sobre un camión, que equipa un cabezal con inyectores de agua giratorios, que permiten por un lado eliminar el exceso de betún de las mezclas y por otro mejorar la microtextura de los áridos del pavimento. El resultado es una mejora de las características superficiales relacionadas con la adherencia y con ello una mejora en el valor del rozamiento superficial sin que el pavimento sufra daño alguno.

Presupuesto

En conjunto, los planes de retexturización realizados en 2016 y 2017 han supuesto actuaciones por un total de 248.417 m2 de los cuales el 85,67% se corresponden a microfresados y el resto, 14,33%, a hidrodesbastes. El coste presupuestario líquido de estas actuaciones asciende en conjunto a los 815.575,43 € (IVA incluído).

Fuente: Revista DGT

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha